Condiciones generales de los recechos

 

Condiciones generales de los recechos.

 

Para dar mayor garantía a todos nuestros clientes, antes de cualquier cacería, el cazador deberá firmar las condiciones generales que se detallan a continuación, de lo contrario no se podrá empezar la cacería. 

 

 

Reservas y pagos:

 

Para realizar la reserva será necesario ingresar al menos el 25% del importe total del animal reservado y el resto al finalizar la cacería.

 

Los precios publicados en esta web no incluyen IVA. Nuestra empresa sólo facturará al cazador la parte proporcional al asesoramiento cinegético que se haya producido por nuestra parte, dependiendo de la cacería variará, nunca será el 100% del valor del animal.

 


 

Los precios incluyen (excepto cuando se indique otra cosa):

 

•Asistencia de cazador profesional, primera preparación del trofeo y traslados internos durante la cacería.

•Recepción en la finca, control de documentación, permiso de caza (precinto) y autorización de caza de la finca.

•Certificados de los animales, precintos y documentación para su transporte del trofeo.

 


 

 

Condiciones que acepta el cazador, contratando cualquier cacería:

•El guía de caza que acompañe al cazador, le informará y asesorará al mismo de la calidad de cada trofeo, siempre asumiendo el cazador su responsabilidad de disparar o no, En caso de aceptación el cazador, se verá obligado a asumir los importes de nuestras tarifas.

•La entrada en la finca de cualquier modalidad para arqueros, será de 200€ (a descontar del total del animal/es).

•La medición del trofeo se realizará en verde en la finca. y no tiene por qué coincidir con la medición oficial de la Junta Nacional de Homologación CIC, ya que en algunos trofeos es normal que difiera.

•Bajo ningún concepto podrá disponer el cazador del trofeo si no se ha efectuado el 100% del pago, el animal no saldrá de la finca.

•Las decisiones que tome el cazador profesional serán incuestionables a menos que el cazador se haga responsable de los daños y prejuicios que incurran sus acciones o decisiones.

•Sólo se podrá disparar sobre al animal que el cazador profesional indique y cuando éste,  estime oportuno de efectuar el disparo, de no dar la orden el cazador profesional, el cazador estará obligado a responsabilizarse del perjuicio que haya ocasionado.

•Disparos con sangre; animal herido, se considera animal muerto, en aquellos casos en los que se hiera al animal, la cacería se dará por finalizada, adoptando las previsiones precisas para proceder a su persecución, remate y cobro, el cazador tendrá que pagar la totalidad del animal, según se haya valorado por el guía de caza, y una vez que se haya cobrado el trofeo el cazador podrá disponer de él.

•La empresa y propiedad de las fincas, harán todo lo posible por recuperar el trofeo que haya sido herido, pero en ningún momento serán responsables, de que se diera el caso de no encontrarse. 

• Si se contrata a precio cerrado un animal y al final del día de caza no lo abata, ya sea por fallos de éste o por causas ajenas a nuestra organización deberá abonar 150€ (para los arqueros serán 200€), si falla el disparo dos veces o más 200€, independientemente que se cace con rifle o con arco.

•Antes de cazar se recomienda revisar el rifle y disparar al blanco a 150 metros, para asegurarse que el rifle va bien centrado. Nos reservamos el derecho a hacerle disparar al cazador antes de la cacería, para ver si el rifle vá perfectamente regulado.

El cazador notificará con antelación de al menos 15 días si hubiese algún cambio de fechas del rececho contratado, de no ser así y no asistir a las fechas contratadas de la cacería perderá la señal entregada, sin ninguna opción de devolución.

•Si el cazador presenta algún tipo de minusvália, enfermedad, si se está medicando, baja condición física o alguna otra cosa, se ruega que se comunique para tomar las medidas oportunas y acondicionar la cacería en medida de lo posible a éste.

•El cazador está obligado a contar con toda la documentación reglamentaria, que las autoridades competentes pudieran requerirle, nuestra empresa declina cualquier tipo de responsabilidad.

•El cazador se hace directa y exclusivamente responsable de cuantos daños pudieran ocasionarse a personas, cultivos, inmuebles o sanciones administrativas, y sean consecuencia directa de incumplir las indicaciones de la organización o guardería.

•Nuestra empresa sólo asesora a los cazadores, por lo que facturará al cazador, solamente la parte de asesoramiento de cada cacería, o acompañamiento si lo hubiese, nunca la totalidad de la cacería, ya que no depende de nosotros, los precios de cada finca o propiedad que el cazador decidiese a ir.

 

Todos estos puntos serán aplicables a cada cacería a no ser que en la oferta realizada se concrete otra cosa, en alguno de los puntos. Prevalecerán primero las condiciones y normas de cada oferta, aunque también siguen estando vigentes las aquí descritas.

 

Éstas condiciones generales, deberán ser firmadas por el cazador antes de empezar la cacería, de lo contrario no podrá iniciarse, perdiendo la reserva de la misma.

¿Te gusta? Compártelo ahora!!