Que tener en cuenta a la hora de contratar un rececho.

Antes de contratar un rececho es trascendente tener en cuenta varias cosas importantes, que pueden hacer que nuestro rececho sea lo más grato posible o por contra, se convierta en una situación amarga y desapacible, difícil de olvidar. Es aconsejable saber varios puntos que os detallamos más abajo y que te pueden ayudar a la toma de decisiones.

 

Debemos de tener en cuenta distintos factores antes de contratar un rececho;

 

POR QUÉ CONTACTAR CON PROFESIONALES.

 

Sencillamente porque un profesional que se dedique a la caza, vive y su jornal es de ello, si vive de ello mucho tiempo es porque algo debe estar haciendo bien, la continuidad en un trabajo es clave. En los tiempos que corren, son muchos los que tratan de salir del paso, vendiendo cualquier cosa, aunque desconozcan todos los factores. Si te doliese una muela, ¿acudirías a una persona que te han dicho que te puede arreglar el problema en su propia casa? puede ser que te solucione el problema, pero lo normal es que acudas a un dentista, y no a un maestro “liendres”.

 

 

PRIMERA TOMA DE CONTACTO. NO TE INTENTAN VENDER CAZA, SI NO ASESORARTE.

 

Una empresa que se precie, en el momento que te pongas en contacto con su responsable, nunca tratará de venderte caza, ni te intentará meter nada por los ojos, si no que solamente te hará varias preguntas, como; que es lo que se quiere cazar, fecha aproximada, condición física, tipo de taxidermia que se le quiere hacer al animal, calidad del trofeo, presupuesto estimado, y en base a todas las preguntas hechas, el profesional te deberá asesorar de que es lo que más te puede interesar y se ajusta a lo que estás buscando en ese momento.

Si quieres cazar un rebeco y hacer la taxidermia de pecho, lo normal es que no te ofrezcan cazarlo en primavera, el querer venderte algo aunque no sea lo que necesitas en ese momento dice mucho de la empresa, y no bueno.

 

 

EL PRECIO NO DETERMINA NUNCA LA MEJOR OFERTA. DESCONFÍA DE PRECIOS DEMASIADO BARATOS.

 

Como se dice, “nadie dá duros a cuatro pesetas”. Son muchos los “vende-humos” y cada día más, los que intentar vender recechos o cacerías, sin nunca haber estado en ese destino, ni tener la más mínima idea de como funciona, que tipo de animales hay, garantías, al fin y al cabo son comisionistas o recaudadores de la finca, que le da igual como acabes tú cacería.

Te van a prometer el oro y el moro a precios muy por debajo de mercado. Cuando vayas a la finca a cazar te enconarás el pescado, te harán hecho perder el tiempo y el dinero, y si abates algo, seguro que no lo es lo que contrataste ni tenías en mente.

 

ANTES DE CERRAR EL RECECHO.

 

Exígele a la empresa que te envíe un contrato en el que venga reflejado todo lo hablado y pactado, así como las condiciones generales de los recechos, que se incluye y que no, para no tener sorpresas desagradables el día del rececho, si es precio cerrado, si hay algún coste aparte…

Así como también la empresa te informe de la documentación que tienes que llevar en esa zona de caza concreta y que te la solicite antes de la cacería, en el caso de que carezcas de la licencia, seguro y demás, y que se te informe que para llevar a cabo la cacería es condición indispensable que lo tengas, de lo contrario no podrá hacerse.

 

CONTROL DE DOCUMENTACIÓN.

 

 

Antes de desenfundar el arma deberás de tener rellenada la autorización del coto en cuestión, así como el “profesional” debe de presentarte el precinto que se utilizará cuando se abata el animal y que éste coincida con el número de coto de la autorización.

Tienes que tener en cuenta a la hora de contratar un rececho varias cosas. Si ocurre algún problema legal en el campo, el responsable directo eres tú, ya que eres el que estás cazando, el “profesional” no está cazando, mucho cuidado con esto. El desconocimiento de la ley no te exime de su obligación.

 

QUE NO TE CUENTEN HISTORIAS. ANIMAL ABATIDO, ANIMAL PRECINTADO EN EL ACTO.

 

 

PUNTO ESTRELLA. Asegúrate de que en el momento en el que el animal es abatido se precintará, sin moverlo del sitio, son muchos los “orgánicos”  que te ofrecen suculentas ofertas, contando ya que el animal no va a ser precintado, te dirán que se lo quedan ellos para hacerte la taxidermia, que lo precintarán más tarde, que luego te lo enviarán y demás, o te lo precintarán con precintos de otro año en el mejor de los casos. Recuerda que estas cometiendo un delito al igual que ellos y que te puede costar una buena suma de dinero y quedarte sin permiso de armas durante una buena temporada.

Lo más importante a tener en cuenta a la hora de contratar un rececho, es contratarlo con una empresa seria y de confianza, a poder ser que tengas buenas referencias de ella por otros cazadores. Como sitio físico es difícil que la empresa tenga, que al menos tenga un nombre de empresa o marca, que puedas consultar su página web y que en ella venga el aviso legal y datos completos de la misma, para posibles reclamaciones, desconfía de mercadillos tipo mil anuncios, o páginas del mismo índole, ya que la mayoría de ofertas que te vas encontrar pueden darte más problemas que otra cosa.

 

Esperamos haberte podido ayudar con los tips sobre que tener en cuenta a la hora de contratar un rececho.

¿Te gusta? Compártelo ahora!!